Lva Radio

Transmitiendo Vida

Canción actual

Title

Artist

Background

Qué debe pasar para que Donald Trump sea destituido

Escrito por el 1 noviembre 2019

Cámara de Representantes adelantará la primera fase del proceso contra el presidente de EE. UU.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó este jueves adelantar —aunque en la práctica lo viene haciendo desde hace cinco semanas— un proceso de investigación con fines de destitución contra el presidente Donald Trump, y aunque  en ese cuerpo del Congreso estadounidense hay una mayoría demócrata, y por lo tanto opositora al mandatario, que estaría de acuerdo con la apertura oficial de un juicio político (impeachment), en fases posteriores —como, por ejemplo, el Senado— las cosas podrían bloquearse, pues allá hay una mayoría republicana que de momento es contraria a enjuiciar al presidente.

La presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, convocó formalmente el proceso, pues los republicanos se han quejado de que la investigación se hace sin la aprobación mediante un proceso de votación.

El proceso se da en momentos en que ya se adelanta la carrera electoral para las elecciones presidenciales que se realizarán el 3 de noviembre del 2020.

(Le puede interesar: Pese a división, Cámara oficializa proceso de destitución contra Trump)

Así, es indudable que la campaña electoral en la que está Trump, pues quiere hacerse reelegir, estará marcada por la investigación de la Cámara y las eventuales fases posteriores.

(Lea también: Juicio político a Trump, un polémico y peligroso riesgo compartido)

A continuación, presentamos los pasos que vienen en el proceso de investigación, posible juzgamiento y eventual destitución del mandatario de Estados Unidos. 

1. La Cámara de Representantes entra a partir de ahora en un receso en sus actividades normales de trámite y aprobación de proyectos de ley,  pero va a seguir haciendo audiencias y tomando testimonios a puerta cerrada con las personas del Gobierno o que tengan que ver con la actuación del presidente, en su pedido al mandatario de Ucrania, Vladimir Zelensky, para que investigue al exvicepresidente Joe Biden (quien es un rival político directo a la presidencia) y a su hijo Hunter, en lo que se habría configurado como un abuso de poder y otras irregularidades

Este proceso de audiencias y testimonios se realizará de cara a la opinión pública, pues se transmitirán en directo por televisión.

Se espera que el jefe del Comité de Inteligencia de la Cámara, Adam Schiff, quien va a manejar el proceso, llame a declarar al embajador encargado de Estados Unidos en Ucrania, Bill Taylor; la exembajadora en el país europeo, Marie Yovanovitch, y al consejero sobre Ucrania en el Consejo Nacional de Seguridad, Alexander Vindman, aunque también podría convocar al exasesor de Seguridad Nacional, John Bolton, quien hasta hace muy poco fue uno de los consejeros más cercanos a Trump. Ese testimonio de Bolton es clave.

Para acallar a los republicanos se estableció que ellos también pueden convocar testigos y los abogados del presidente pueden cuestionar e interrogar a esos testigos. Eso va a ser decidido por los demócratas, que son mayoría en la Cámara.
Eso demorará cerca de un mes.

2. Una vez concluya esa parte, la Comisión de Inteligencia redacta un informe, y lo que va a decir en las conclusiones de su investigación pasa a la Comisión Judicial, también de la Cámara.

3. En la Comisión Judicial se hacen más audiencias, pero ya para determinar qué delitos y conductas irregulares pudo haber cometido el presidente y, de esa manera, elevar los cargos de destitución.

4. Luego, los delitos se presentan a votación de la Cámara y se pueden aprobar por mayoría simple.

5. Si los delitos se aprueban, vendría la fase propiamente del juicio político, que lo haría el Senado. Hay que recordar que los republicanos, como son mayoría, establecerán los trámites del proceso.

Los representantes a la Cámara actúan como fiscales; los senadores, como los jurados. Trump tendría el derecho a sus abogados y el presidente de la Corte Suprema de Justicia, John Glover Roberts, Jr., de tendencia republicana, es el juez.

6. Luego, los republicanos se toman su tiempo para adelantar el juicio y definen mediante votación la culpabilidad del presidente. Se necesitan 67 votos para la destitución de Donald Trump, del conjunto de 100 senadores. En este momento no están ni cerca de tener los votos. Hay 47 demócratas y 3 posibles votos republicanos que han mostrado su oposición al mandatario.

Los demócratas esperan que a través de los testimonios públicos, la información que se presente en los anteriores pasos a la opinión pública la haga cambiar de opinión y presionen a sus legisladores para que voten a favor de la destitución.

De acuerdo con las últimas encuestas, en estos momentos hay una división casi de 50 a 50 por ciento entre quienes quieren y quienes no un juicio político de destitución de Trump.

*Con Sergio Gómez Maseri, corresponsal de EL TIEMPO en Washington


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo