Canción actual

Title

Artist


¿Qué dice la Biblia acerca del estrés?

Escrito por el febrero 15, 2019

Estresarse es normal

Es normal que todo ser humano atraviese por problemas, tenga conflictos y sufra adversidades. Sin embargo, lo que marca la diferencia es cómo reaccionamos ante los malos momentos y qué decisiones tomamos a partir de allí. La Biblia no niega la existencia del estrés (Job 5:7, 14:1; 1 Pedro 4:12; 1 Corintios 10:13), pero tampoco aconseja a que nos resignemos a vivir con él. En cambio, nos dice que lo utilicemos como algo que nos ayude a ser mejores en todo ámbito de nuestras vidas (Santiago 1:2-4).

Es normal que todo ser humano atraviese por problemas, tenga conflictos y sufra adversidades. Sin embargo, lo que marca la diferencia es cómo reaccionamos ante los malos momentos y qué decisiones tomamos a partir de allí. La Biblia no niega la existencia del estrés (Job 5:7, 14:1; 1 Pedro 4:12; 1 Corintios 10:13), pero tampoco aconseja a que nos resignemos a vivir con él. En cambio, nos dice que lo utilicemos como algo que nos ayude a ser mejores en todo ámbito de nuestras vidas (Santiago 1:2-4).

El estrés no debe gobernar nuestras vidas

El estrés esclaviza a las personas, pero la Biblia dice que Jesús vino a hacernos libres (Lucas 4:18-19). Cuando estamos estresados, la Biblia nos insta a dejar nuestras preocupaciones en las manos de Dios (Filipenses 4:6-7; Salmos 55:22) porque a Él le importa lo que suceda en nuestras vidas (1 Pedro 5:6–7). Al dejar el estrés en sus manos, Él puede darnos la paz que necesitamos, y es un tipo de paz que nadie más puede darnos; así como Juan 14:27 (RVC) dice: «La paz les dejo, mi paz les doy; yo no la doy como el mundo la da. No dejen que su corazón se turbe y tenga miedo.»

El estrés esclaviza a las personas, pero la Biblia dice que Jesús vino a hacernos libres (Lucas 4:18-19). Cuando estamos estresados, la Biblia nos insta a dejar nuestras preocupaciones en las manos de Dios (Filipenses 4:6-7; Salmos 55:22) porque a Él le importa lo que suceda en nuestras vidas (1 Pedro 5:6–7). Al dejar el estrés en sus manos, Él puede darnos la paz que necesitamos, y es un tipo de paz que nadie más puede darnos; así como Juan 14:27 (RVC) dice: «La paz les dejo, mi paz les doy; yo no la doy como el mundo la da. No dejen que su corazón se turbe y tenga miedo.»

El estrés puede controlarse

Está comprobado que el estrés puede ser algo bueno cuando se utiliza de la manera correcta. La Biblia enseña que incluso las aflicciones tienen un propósito y fortalecen nuestro carácter (Romanos 5:3–5, 8:28–29); y que incluso debemos alegrarnos cuando tengamos sufrimientos (Santiago 1:2–4). Por supuesto, esto se da cuando tenemos a Dios de nuestro lado y confiamos en Su sabiduría (2 Corintios 1:3–4, 12:9–10)
Está comprobado que el estrés puede ser algo bueno cuando se utiliza de la manera correcta. La Biblia enseña que incluso las aflicciones tienen un propósito y fortalecen nuestro carácter (Romanos 5:3–5, 8:28–29); y que incluso debemos alegrarnos cuando tengamos sufrimientos (Santiago 1:2–4). Por supuesto, esto se da cuando tenemos a Dios de nuestro lado y confiamos en Su sabiduría (2 Corintios 1:3–4, 12:9–10)


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Post Siguiente


Miniatura
Post Anterior

Tarde Misionera


Miniatura